martes, 21 de abril de 2009

El nombre de la rosa - ensayo.


Hola amigos, en esta ocasión les comparto el siguiente ensayo cuya pertinencia en este sitio es el buscar una mirada diferente a los acontecimientos relatados en la película en cuestión y darnos cuenta que hoy en día, en muchas, pero muchas instituciones educativas, públicas y privadas, sobreviven, contrarrestando el desarrollo, viejas ópticas que entorpecen el devenir de los educandos y educadores...

Espero aporte en algo esa sencilla contribución producto de la óptica de un servidor...


Introducción

El presente trabajo nace como consecuencia del requerimiento de la materia de Filosofía y Educación como parte de la evaluación del curso y como parte importante para el que escribe en cuanto a la mejor comprensión de la época medieval a través de realizar un ensayo sobre la película de “El nombre de la Rosa”.

Este trabajo se basa únicamente en la película mencionada y tiene como objetivo el plasmar desde mi mirada muy particular algunas ideas que nacen como consecuencia de haberla visto hace algunos días y con una mirada diferente a la de hace muchos años cuando mis intereses y mis conocimientos eran muy diferentes a los actuales. Y lo comento porque de lo único que me recuerdo de la primera vez que vi la película, es de la escena de la seducción de parte de una niña a un muchacho, seguramente que en esta ocasión no será así…

Sea pues este ejercicio, algo que me permita expresarme no sin antes haber reflexionado sobre los temas tratados dentro del filme.

Cabe aclarar que este ensayo no es ni pretende ser una sinopsis, resumen, crítica o análisis de la película, tampoco un análisis de la historia ni de los personajes que en ella intervienen, es más bien un trabajo que pretende plantear argumentos de ideas que vinieron a mi cabeza a través de mi percepción al ver la cinta.

 

Desarrollo

El largo metraje estuvo súper interesante, ni hubiese parecido que era la segunda vez que la veía, sino más bien, como si fuera la primera vez, es una novela de intriga y suspenso que me mantuvo siempre pendiente de lo que pudiera llegar a suceder, la trama me gustó mucho porque es del tipo de películas que disfruto más, máxime que yo mismo había despertado mucha expectación sobre la misma, eso sin añadir el que implicara realizar un trabajo de ensayo sobre la misma, pues siempre estuvo latente el poner mi mayor atención a detalles que en otro tiempo no hubiese tomado en cuenta.

Durante el tiempo que estuve viendo la película y al concluirla, surgieron las siguientes ideas que me gustaría tocar de manera independiente.

 

Ideas Principales:

Lucha por el poder.- es innegable la lucha que se da por el poder en todas las esferas en donde aparece el ser humano, en el caso de la película, no es la excepción, diversas órdenes se disputan el querer concentrar el poder para beneficio de sus propios intereses.

 

Es curioso que el poder surja cuando existen diferentes clases sociales y algunas personas se sienten por encima de las otras, es entonces que se genera una sed de tener el control y los privilegios que los demás no gozan, ¿será ésta una cualidad o defecto intrínseco del homo sapiens?

Y aunque pensemos de manera estoica (1) como lo hacen hasta cierto punto los frailes franciscanos, esa creación de contrapoder no es otra cosa que una lucha por llegar al poder, quitar a unos y dejar a otros para hacer ejercicio más o menos igual de ese poder disfrazado de “ideas nuevas y progresistas en busca del bien común”, que ahora cambia de manos. Pareciera que no existe una verdadera lucha que tenga y sostenga como bandera de liderazgo los intereses del conjunto, porque aún en las revoluciones que la historia nos presenta, aparecen los intereses mezquinos de algunos cuántos, ya sea al inicio, o al final, unos pocos disfrutan de los beneficios conseguidos a través de la lucha de la colectividad.

 

Uso de la influencia divina como medio de control y el miedo a través de los siglos como herramienta de sumisión.- es una pena que siendo o pudiendo ser la religión una herramienta impulsora del desarrollo humano, sea utilizada por las altas esferas religiosas para ejercer su dominio en aras de mantenerse y preservarse en el ejercicio del poder; siempre confundiendo y amedrentando a las masas con supuestos castigos y premios que obedecen al comportamiento que se espera de ellos; ahí está el caso de Martín Lutero que no comparto porque soy de la idea de luchar desde adentro ya que salirse es hasta cierto punto más cómodo.

Es muy notorio dentro del filme como el estar dentro de la jerarquía religiosa se pueda manipular a las clases menos agraciadas, con el sólo nombramiento de un “castigo o deseo del Señor” y lo más increíble aún, es el que la población lo permita; que pena que la religión sea un instrumento de control social de unos pocos sobre unos muchos y lo más lamentable es que eso prevalece hasta nuestros días y aún peor porque ahora ya no sólo hablamos de lo social, sino de lo político y económico.

 

Ocultamiento de la Información.- se percibe con los monjes benedictinos al tratar de que no aparezca a la luz pública o que sea del conocimiento de los demás, un libro de Aristóteles que habla sobre el humor, porque supone que la risa conlleva en pocas palabras al acercamiento con el diablo; interesante hecho que pareciera apegarse a cierta característica de la religiosidad, que sin embargo, podemos apreciar una segunda intención que al final es primaria, como lo es el hecho de ocultar información no para preservar la hegemonía, sino el poder mismo. Y así entonces, lo que no se conoce, lo que no aparece y lo que no se menciona, no existe, y es entonces que no hay peligro que despierte ya no las conciencias, sino al interés por aprender y desarrollarse, es entonces que la ignorancia de la población es una característica buscada por los que gobiernan.

 

Aunque valdría la pena observar que aunque la información estuviese disponible a las grandes masas, quizás ésta no sabría que hacer con ella, más bien el ocultamiento es hacia sectores pensantes que podrían ejercer ese liderazgo de contrapoder en busca de la “silla de los privilegios”. (2)

 

La influencia del entorno en el desarrollo de los individuos.- ineludible tema que se aplica en toda circunstancia y que tiene que ver con el hecho de que somos la resultante en términos llanos de dos cosas: la herencia genética y la influencia del entorno en el que nos desarrollamos, entorno que nos obliga a adaptarnos para poder sobrevivir, entorno pocas veces cuidado y tomado en cuenta como promotor del desarrollo humano, más bien cuidado para mantener el equilibrio entre pares, para mantener esa ortodoxia que no siempre promueve alternativas mejores de cambio porque prefiere mantener su zona de confort. Así pues el joven aprendiz de Guillermo de Baskerville, Adso de Belk, más allá de su herencia genética, será el producto de la influencia que circunda su desarrollo humano y social. Será esto benéfico o no para él, no lo sabemos (aún y cuando el narrador es el mismo Adso, ya anciano, no menciona dato alguno de su éxito o no en su vida), porque es el tiempo el que hay que dejar transcurrir para poder determinar si nuestro propio desarrollo fue para nosotros satisfactorio o el entorno terminó por absorbernos en aras de mantener al sistema funcional pero no en armonía…

 

La fe del ser humano, en sí mismo y en lo que cree y la fe y sus interpretaciones virtuosas o viciadas por una percepción mal intencionada.- el ser humano es un ente que necesita creer, y esa fe en si mismo o en algo exterior puede motivarlo en sus actos para bien o para mal, peligro latente cuando la fe es ciega y no permite ver más allá de lo que se quiere ver porque así conviene…, La fe es esa luz de esperanza en el mañana, la promesa de que algo mejor vendrá, pero la fe también se manipula cuando existen personas que convencen a otras personas de poseer la verdad, las profecías y abusan de ello para profanar la fe de los individuos encausándola hacia sus propios y no siempre sanos intereses.

La fe también nace, crece, se desarrolla y muere, es una maquinita que inyecta ánimos en el individuo y lo impulsa a perseguir sus sueños, es la que establece la confianza en sí mismo o en algo superior a él y a partir de estas creencias comienza la búsqueda del camino hacia el logro de los objetivos, por ello, cuando nuestra fe no está bien definida, es como el que no sabe a donde va y no llegará a ningún lado, peor aún, será llevado por otros a lados insospechados. Tal es el caso de la Santa Inquisición y la manipulación de la fe por Bernardo Gui, quien tiene su propia percepción y la antepone a la intención original de esta cruzada en nombre de Dios, y es en nombre del mismo Dios que comete cualquier cantidad de atropellos y atrocidades que satisfacen no al Dios por quien habla, sino al Dios al que le rinde culto, a él mismo, entrando así el hedonismo (3) en acción.

 

La fe en si misma es misterio, pero está ahí, presente en cada uno de nosotros, latente para hacer el bien o el mal o para ser usurpada por otros cuando no la defendemos con el conocimiento, la razón y el corazón. “Los filósofos y los teólogos demuestran que los misterios de la fe son superiores al entendimiento humano, pero no contrarios a la razón, es decir, que no son imposibles y absurdos. Así lo afirmó el Concilio Vaticano I”. (4)

 

El abuso del poder y el poder como enfermedad.- Más  que el abuso de poder es el ejercicio del mismo para situaciones mezquinas que tienen que ver con la satisfacción del individuo sin importar que dentro de dicha satisfacción lesione los intereses y transgreda el espacio de los demás. Ya lo decía claro el Benemérito de las Américas (5): “El respeto al derecho ajeno es la paz”.

Será el poder mismo una enfermedad o quizás acaso se convierte en enfermedad cuando ¿en lugar de que nosotros ejerzamos el poder, el poder nos controla en todos sentidos?

Tal es el caso de las altas esferas religiosas que se presentan en la película, y aún dentro de la Abadía, en donde cada cual desde su esfera de poder, abusa del cargo para su propio beneficio.

“Mientras, en política, como en la vida, el ciudadano común se pregunta dónde está la decencia, esa cualidad humana que debería ser el distintivo de quienes aspiran a mantenerse activos políticamente hablando, a sabiendas que para la enfermedad del poder no hay cura posible.

El poder está definitivamente enfermo, en coma irreversible, sólo que esta vez amenaza con arrastrarnos a todos «naturalmente» como si fuese un desastre más de tantos que a lo largo de nuestra historia hemos labrado”. (6)

 

Quisiera como corolario, un extracto del libro de Nelson Castro: “Enfermos de poder” porque me parece pertinente en este trabajo y en relación con la trama de la película, de la misma Edad Media y de todas las épocas en donde el ejercicio del poder se transforma en abuso y en un ciclo enfermizo que pareciera nunca acabar: “"Los síntomas de la enfermedad del poder, según la observación que Hemingway le atribuyó a su amigo, comenzaban con el clima de sospecha que lo rodeaba, seguía con una sensibilidad crispada en cada asunto donde intervenía y se acompañaba con una creciente incapacidad para soportar las críticas. Más adelante se desarrollaba la convicción de ser indispensable y de que, hasta su llegada al poder, nada se había hecho bien. En otra vuelta de tuerca, el hombre, ya enfermo se convencía de que nunca nada volvería a hacerse bien, a no ser que él mismo permaneciera en el poder. La teoría -sin duda compartida por Hemingway- agregaba que cuanto mejor y más desinteresado era un hombre, tanto más pronto lo atacaría la enfermedad del poder, mientras que un hombre deshonesto conservaría su salud más tiempo ya que su propia falta de honradez lo protegería con una capa de cinismo." Nelson Castro.

 

Radiografía de la película

TITULO ORIGINAL: Le nom de la rose

AÑO: 1986

DURACIÓN: 131 min.

PAÍS: Francia

DIRECTOR: Jean-Jacques Annaud

GUIÓN: Andrew Birkin, Gérard Brach, Howard Franklin, Alain Godard (Novela: Umberto Eco)

MÚSICA: James Horner

FOTOGRAFÍA: Tonino Delli Colli

REPARTO: Sean Connery, Christian Slater, F. Murray Abraham, Michael Lonslade, Valentina Vargas, Ron Perlman

PRODUCTORA: Coproducción Francia-Italia-Alemania

GÉNERO Y CRÍTICA: Intriga. Edad Media / SINOPSIS: Siglo XIV. Todo comienza una hermosa mañana de finales de noviembre del año del señor 1327 cuando Fray Guillermo de Baskerville (Sean Connery), un monje franciscano y antiguo inquisidor, y su inseparable discípulo el novicio Adso de Melk (Christian Slater), que es quien relata la historia, acuden a una abadía benedictina situada en el norte de la península italiana para intentar esclarecer la muerte del joven miniaturista Adelmo da Otranto. Durante su estancia en la abadía van desapareciendo misteriosamente más monjes, a quienes encuentran muertos al poco tiempo. Lentamente, y gracias a la información aportada por algunos monjes, Guillermo va esclareciendo los hechos. El móvil de los crímenes parecen ser unos antiguos tratados sobre la licitud de la risa que se encuentran en la biblioteca del complejo, de la cual se dice que es la mayor del mundo cristiano. ¿Quién es el asesino? ¿Qué hicieron sus víctimas para morir asesinadas? Nadie lo sabe... (FILMAFFINITY)

----------------------------------------

Acertada adaptación de la exitosa novela de Umberto Eco, "El nombre de la rosa" es una tenebrosa intriga medieval que relata la magnífica historia de un sabio monje franciscano (Connery) que, junto a su pupilo (Slater), acude a una abadía remota para intentar resolver unos extraños y misteriosos asesinatos a los que nadie encuentra explicación aparente. Del argumento no se deben dar más datos. Una excelente ambientación e interpretaciones impecables se pusieron al servicio de una gran obviedad: que aquel libro fascinante y complejo tenía una interesantísima intriga que pedía a gritos su adaptación al cine. (Pablo Kurt: FILMAFFINITY).

 

Referencias:

                1) El estoicismo es una doctrina filosófica fundada hacia fines del siglo IV a d C por Zenón de Citio; con una fuerte orientación ética, los estoicos sostuvieron las virtudes del autocontrol y el desapego, llevadas a su extremo en el ideal de la ataraxia, como medios para alcanzar la integridad emocional e intelectual. En el ideal estoico, es la liberación de las pasiones la que permite al espíritu alcanzar la sabiduría; el logro de la misma es una tarea individual, y parte de la tarea del sabio es deshacerse de los conceptos e influencias que la sociedad en la que vive le ha inculcado. Sin embargo, el estoico no desprecia la compañía de otros hombres, y la ayuda a los más necesitados es una práctica recomendada.  /  Wikipedia.org.

 

          2) El poder.

 

          3)      I. FILOSOFIA. Del griego hedone (placer). Doctrina ética según la cual el único bien es el placer y el único mal el dolor. En consecuencia, sitúa en el placer la felicidad humana. / http://www.encuentra.com/includes/imprimelo.php?IdDoc=2246&Ayuda=1  /  Fecha de consulta: 27 de abril de 2006.

 

           4)    Los Misterios de la Fe, Por Jorge Loring, Portal Católico: El que busca, encuentra.

 

           5)    Benito Juárez.

 

          6)    El poder como enfermedad, Humberto J. Avilés Bermúdez, docente Universitario, Artículo extraído de El Nuevo Diario, Sábado 15 de Junio de 2002, Managua, Nicaragua.

 

 

 

Fuentes de información:

·         Película de “El nombre de la rosa”

·         http://www.filmaffinity.com/es/film288865.html  /  Sobre la Película: “El Nombre de la Rosa”, fecha de consulta: 26 de abril de 2006.

 

 

Guillermo Lora Santos

Abril-2006

2 comentarios:

De algún color en Fin... dijo...

Genial este Blog me ayudaron muchiiisimo con mi tareaaa :)

Daniel Pña dijo...

Gracias por este magnifico ensayo me fue de gran auda :D